Okupas letales y el fin de la megafauna norteamericana

Salvo raras excepciones si alguien quiere ver hoy día animales de gran tamaño en estado salvaje su única opción es viajar a África. En el resto del planeta, salvo unos pocos animales en Asia y otros pocos en Norteamérica, lo mayor que van a poder encontrar son vacas y caballos, más ligados al mundo industrial que al natural. Pero hubo un tiempo, por cierto no muy lejano, en que esto no era así. Grandes animales de talla XL, XXL y superiores (de esas que no se encuentran en las tiendas habituales), dominaban los ecosistemas de los cinco continentes. Si han visto alguna de las películas de la saga ‘Ice Age’ sabrán de qué les hablo. Su nombre oficial es ‘megafauna’.

Ver artículoOkupas letales y el fin de la megafauna norteamericana

Del tsunami vírico al tsunami climático, y tiro porque me toca

En medio de la vorágine informativa sobre la pandemia de la COVID-19 una noticia ha pasado  casi inadvertida estos días en los medios. La trascendental COP 26 (Conferencia de las Naciones sobre el Cambio Climático) que debía celebrarse en Glasgow entre el 9 y 18 de noviembre de este año se ha pospuesto a noviembre de 2021. Si alguien tenía aún dudas al respecto,  la decisión deja claro el escaso entusiasmo que este asunto sigue despertando a ciertos niveles y a ciertos intereses.

Ver artículoDel tsunami vírico al tsunami climático, y tiro porque me toca

Chrissie Watkins y la tragedia de los tiburones, un drama shakespeariano

Puerto de Hong Kong. Funcionarios de aduanas deciden inspeccionar dos contenedores llegados de Ecuador en las últimas semanas. Unas etiquetas en los contenedores (‘pescado seco’, en español) les hace sospechar. La sorpresa al abrirlos es mayúscula: 26 toneladas de aletas de tiburón secas valoradas en más de 1 millón de euros. Más del doble del volumen confiscado en todo el año 2019. La mayor incautación de aletas de la historia.

Ver artículoChrissie Watkins y la tragedia de los tiburones, un drama shakespeariano

¿Cuántos alces cuadrados mide un bosque de fútbol?

Hay dos aspectos de nuestro entorno sobre los que los seres humanos manifestamos una enfermiza necesidad: clasificar cosas y medir cosas. De clasificar les hablaré otro día (vean cómo acabo de poner orden). De medir, hoy. Medimos distancias, pesos, tiempo, superficies, sueldos, deudas, probabilidades… Cualquier cosa susceptible de ser cuantificable es objeto de nuestras mediciones. Y si no lo es, buscamos el modo.

Ver artículo¿Cuántos alces cuadrados mide un bosque de fútbol?

Ser o no ser (un dinosaurio) esa es la cuestión

Vivimos instalados en el coronavirus desde hace muchas semanas. Y un mantra recurrente en este tiempo es reivindicar el valor y el papel de la ciencia en nuestro mundo. Lógico, solemos acordarnos de lo mal que tratamos a alguien cuando de pronto más lo necesitamos. No voy a reivindicar aquí que todos debamos saber mucho de ciencia (inasumible e innecesario), pero si poner el dedo en la llaga de lo muy poco que sabemos la mayoría. Hoy no hablaremos aquí de la COVID-19 (ufff, que suerte, dirán algunos). Hoy hablaremos de Elessaurus gondwanoccidens. O mejor dicho, hablaremos de lo que no es. Y para empezar les plantearé un pequeño reto…

Ver artículoSer o no ser (un dinosaurio) esa es la cuestión

Cuatro crisis y una bacteria

La historia de la humanidad es una sucesión encadenada de períodos de crisis. Así como suena. Es difícil encontrar un período de tiempo relativamente largo que no las haya vivido (o sufrido). Guerras (las más de las veces), cataclismos (muchos), revoluciones (famosas), pandemias (unas cuentas), cracks económicos (más de los que parecen). Y así una tras otra hemos ido avanzando y construyendo el mundo en el que vivimos. Ingenuos somos si pensábamos que tarde o temprano no nos iba a tocar alguna.

Ver artículoCuatro crisis y una bacteria

¿Por qué las llamamos Fake News cuando deberíamos llamarlas mentiras?

Los anglicismos están sobrevalorados. También el lenguaje ‘políticamente correcto’. Eufemismos se les ha llamado toda la vida. Es decir palabras más decorosas que empleamos para no usar otras más crudas, groseras o que simplemente se han vuelto socialmente incómodas. Curiosa contradicción la de una sociedad donde (supuestamente) cada vez hay mayores libertades, y donde cada vez (aparentemente) nos cuesta más llamar a las cosas por su nombre.

Ver artículo¿Por qué las llamamos Fake News cuando deberíamos llamarlas mentiras?

COP25: entre todos la mataron y ella sola se murió

Si el bueno de Gabriel García Márquez estuviera aún con nosotros tal vez a estas horas tendría ya un primer guion de ‘Crónica de otra muerte anunciada’. Y no, no sería Santiago Nasar de nuevo la víctima (el pobre lleva enterrado varias décadas). Esta vez el infausto papel de ‘víctima anunciada’ correría por cuenta de la Cumbre Climática que acaba de concluir.

Ver artículoCOP25: entre todos la mataron y ella sola se murió

Diciembre de estrenos: ‘COP25’ y ‘Star Wars’

Los fans de la ciencia ficción tenemos este mes de diciembre dos grandes citas. La ‘COP25’ (Conferencia sobre el Cambio Climático) se estrena hoy  en Madrid. ‘Star Wars. El ascenso de Skywalker’ llegará el día 19 a todo el mundo. Me gustaría decirles que espero mucho de ambas. Lamentablemente, y no saben cómo me gustaría equivocarme, creo que la primera me decepcionará y la segunda apenas servirá para cerrar un arco argumental que dura ya 42 años.

Ver artículoDiciembre de estrenos: ‘COP25’ y ‘Star Wars’

Ahora no me ves, ahora me vuelves a ver… soy una especie Lázaro

La ONG Global Wildlife Conservation nos acaba de dar una excelente noticia. Tras casi 30 años sin tener noticias suyas, el ciervo ratón de Vietnam (Tragulus versicolor) ha reaparecido. Desde la captura de un ejemplar por cazadores, en 1990, nada más se había sabido de esta especie. Se la consideraba como probablemente extinta. Ahora, gracias a la colaboración de aldeanos de la zona, varias cámaras trampa colocadas en bosques del sur de Vietnam han registrado más de 2.000 fotografías de diversos ejemplares de la especie.

Ver artículoAhora no me ves, ahora me vuelves a ver… soy una especie Lázaro