La sociedad pocilga

Estamos fracasando como sociedad. Y no hablo de política o de economía o de cultura. Hablo como sociedad biológica. Muchos aún no son conscientes que es la parte más importante de nuestra propia existencia (y supervivencia).

Levantarse hoy viendo en los medios de prensa (o en persona) el estado de nuestras playas tras la noche de San Juan es constatar que no hemos aprendido nada.

Nadie cuestiona el derecho a divertirse o pasarlo bien. Pero es sintomático que para ello lo hagamos prescindiendo de la más mínima consideración hacia el entorno que nos facilita la existencia.

Si a estas alturas una parte significativa de nuestra sociedad aún no sabe lo fácil que es coger una botella de cristal o una bolsa de plástico y llevarla a un contenedor, insisto, estamos fracasando.

Que la mierda la recoja otro o se la coma la naturaleza es lo mismo que decir: ‘me gusta vivir en la pocilga humana’. Veremos si un día sus hijos piensan lo mismo. Porque ellos heredarán esta pocilga.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.