Mejor curar que prevenir

Al revés de lo que marca la lógica. Pero parece la decisión que hemos elegido como especie y como sociedad. Al menos en temas tan críticos como la biodiversidad o el cambio climático.

Sorprende la cantidad de iniciativas tendentes a hacer revivir especies extintas o que pronto lo serán. ¿Para qué gastar ingentes sumas en clonar sino no somos capaces de invertir un poco en mantener las que tenemos?

Algo parecido podríamos decir de la crisis climática. No hay manera que los gobiernos concreten medidas reales y contundentes (con fechas y objetivos estrictos) para ponerle freno. Todo indica que nos atrae más (¿intereses económicos?) fomentar e incentivar costosos proyectos de tecnología o geoingeniería para no tener que renunciar a nuestro desbocado ‘modus vivendi’.

Si esto fuera medicina diríamos que estamos más preocupados por el modelo de prótesis que nos pondremos que en intentar evitar perder la pierna.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.