Diciembre de estrenos: ‘COP25’ y ‘Star Wars’

Los fans de la ciencia ficción tenemos este mes de diciembre dos grandes citas. La ‘COP25’ (Conferencia sobre el Cambio Climático) se estrena hoy  en Madrid. ‘Star Wars. El ascenso de Skywalker’ llegará el día 19 a todo el mundo. Me gustaría decirles que espero mucho de ambas. Lamentablemente, y no saben cómo me gustaría equivocarme, creo que la primera me decepcionará y la segunda apenas servirá para cerrar un arco argumental que dura ya 42 años.

Ver artículoDiciembre de estrenos: ‘COP25’ y ‘Star Wars’

Greta Thunberg y el papanatismo mediático

Hace tiempo que quería hablarles de este tema pero hasta hoy no me he decidido a hacerlo. Y lo siento. Sé que a muchos no les gustará lo que sigue. Pero a veces ser políticamente correcto solo conduce a la inopia y el estancamiento. Hoy prefiero ser políticamente incorrecto. No me gusta Greta Thunberg.

Ver artículoGreta Thunberg y el papanatismo mediático

Un crimen dormido en el Ártico

La imagen podría resultar curiosa. Incluso simpática. Un oso polar paseando por las calles de una ciudad rusa ante la sorprendida mirada de sus habitantes. ¿Un animal aventurero? ¿Tal vez extraviado? Sin embargo oculta uno de los mayores dramas ecológicos de nuestro tiempo. Se está escribiendo un crimen en el Ártico. Y no es una novela de Agatha Christie.

Ver artículoUn crimen dormido en el Ártico

No estamos destruyendo el planeta (y no es negacionismo)

Crisis climática. Contaminación. Sexta extinción. Acidificación oceánica. Destrucción de hábitats. Deshielo. Especies invasoras. ¿Les suenan estos términos? Libros, artículos, medios de prensa van llenos de ellos. Son, de un modo u otro, la fotografía de todo lo que los seres humanos estamos provocando a nuestro entorno natural. Y muchas veces lo resumimos con una frase lapidaria: ‘el ser humano está destruyendo el planeta’. Terrible. Y ahora viene un servidor para aligerarles la carga: no sufran, no nos estamos cargando el planeta. Respiren un momento aliviados, pero solo un momento…

Ver artículoNo estamos destruyendo el planeta (y no es negacionismo)

Cuando el médico decide visitarte más a menudo, suena la alarma Sr.Frailecillo

La biodiversidad de nuestro planeta está en crisis. Enferma, dirán algunos. Cuando el médico decide que en vez de chequearte una vez al año lo hará cada seis meses, las alarmas empiezan a sonar. Todos sabemos que algo no va bien y hay que controlarlo más de cerca. La organización conservacionista británica National Trust acaba de decidir que su censo quinquenal de frailecillos será a partir de ahora anual. Alarma. Algo no va bien.

Ver artículoCuando el médico decide visitarte más a menudo, suena la alarma Sr.Frailecillo

Baobabs: el derrumbe de las catedrales africanas

Nuestro antropocentrismo resulta en ocasiones irritante. ¿Qué ocurriría si de pronto las catedrales de media Europa empezaran a derrumbarse por sí solas sin causa aparente? Magníficas construcciones de 500, 1000 o incluso 1500 años colapsando sin causa aparente. No tengan duda que el revuelo mediático sería colosal. Técnicos, equipos de especialistas, presupuestos, tecnología… Todo se movilizaría de inmediato para hallar una respuesta y una solución. En Africa está ocurriendo algo parecido. Los baobabs, esos enormes y curiosos árboles de la sabana africana, se mueren sin causa aparente. Seres de 500, 1000 o incluso 1500 años colapsan sin que sepamos por qué. Pero claro, son catedrales naturales, no son catedrales humanas. Y eso forma parte de la ‘normalidad’.

Ver artículoBaobabs: el derrumbe de las catedrales africanas

Fotos con historia: Abrigar a los glaciares para que pasen frío

Una pareja de esquiadores de fondo cruza el hermoso glaciar del Ródano (Rhonegletscher), en el cantón suizo de Valais. La escena no tendría nada de extraño sino fuera por la extraña textura de parte de la nieve que aparece en la imagen. Si nos fijamos bien descubriremos con sorpresa que no es nieve ni hielo lo que vemos sino… ¡¡mantas!! Alguien podría pensar que se trata de una ‘performance’ de algún artista innovador. Tal vez una campaña de publicidad de algún fabricante de ropa de cama. O un simple modo de cubrir los decorados del próximo episodio de Star Wars. Nada más lejos de la realidad. Es uno de los curiosos (o desesperados) métodos que los suizos están empleando para tratar de salvar a sus glaciares.

Ver artículoFotos con historia: Abrigar a los glaciares para que pasen frío