Un crimen dormido en el Ártico

La imagen podría resultar curiosa. Incluso simpática. Un oso polar paseando por las calles de una ciudad rusa ante la sorprendida mirada de sus habitantes. ¿Un animal aventurero? ¿Tal vez extraviado? Sin embargo oculta uno de los mayores dramas ecológicos de nuestro tiempo. Se está escribiendo un crimen en el Ártico. Y no es una novela de Agatha Christie.

Ver artículoUn crimen dormido en el Ártico

Fotos con historia: la tragedia australiana

La imagen esconde una pequeña gran tragedia. Un pequeño ualabí yace muerto junto al cadáver de su madre. Ella murió en una carretera cerca de Exeter (Tasmania, Australia) víctima de uno de los miles de atropellos de animales que se producen anualmente en la zona. Su pequeña cría permaneció junto a los restos de su madre hasta caer vencida por el hambre y la desprotección. Se calcula que hasta un millón de animales salvajes podrían morir al año por este tipo de accidentes sólo en la isla de Tasmania. La biodiversidad australiana corre peligro.

Ver artículoFotos con historia: la tragedia australiana

Bienvenidos a la extinción o cómo ver arder la Biblioteca de Alejandría

Hace apenas dos meses murió Sudán. Era el último macho de rinoceronte blanco del norte que quedaba en el mundo. Sólo le sobreviven dos hembras: una hija y una nieta. Ambas viven en la reserva keniata de Ol Pejena, vigiladas las 24 horas del día por guardas armados. ¿Y el resto de los miembros de esta subespecie de rinoceronte? Progresivamente abatidos en las últimas décadas por cazadores furtivos. Exterminados al amparo de una estúpida creencia que atribuye poderes sanadores a sus cuernos. Es 23 de mayo de 2018. Bienvenidos a la extinción en directo.

Ver artículoBienvenidos a la extinción o cómo ver arder la Biblioteca de Alejandría

Del Holoceno al Antropoceno, de la Sexta Extinción a la Primera Exterminación

La Comisión Internacional de Estratigrafía (unos señores que discuten de rocas) tiene sobre su mesa un curioso reto. Deben determinar si vivimos ya en una nueva época geológica: el Antropoceno. La capacidad del hombre para modificar su entorno geofísico ha llevado a plantearse este curioso dilema científico. Por primera vez un período geológico podría venir determinado por la actuación de una especie biológica. Tal vez deberíamos aprovechar también el momento para dejar de hablar de la Sexta Extinción y hablar de la Primera Exterminación.

Ver artículoDel Holoceno al Antropoceno, de la Sexta Extinción a la Primera Exterminación